Vestido Fiesta

Vestido Fiesta

Para una mujer salir a una fiesta es un motivo para ponerse hermosa y seleccionar cada pieza de su outfit con total cuidado; puesto que de ello dependerá su comodidad para el resto del evento a celebrar. 

Y cuando nos referimos a una mujer embarazada las cosas no cambian, porque ellas también tienen múltiples opciones en cuanto a vestido fiesta se refiere, para que así se coloquen la prenda que las haga ver y sentir espectacular. 

 

Opciones de vestidos de fiesta en el embarazo 

En breve describiremos algunas de las alternativas a las que puedes recurrir si estás en búsqueda de un vestido de fiesta y a la vez experimentas la etapa del embarazo: 

  • Vestido largo cuello v: estas prendas lucen geniales en el embarazo, sobre todo si es ceñida en el busto y holgada en el resto del cuerpo. Se tornan la opción ideal para ir a un evento nocturno cuando son de color oscuro y si se recoge el cabello. Y también se puede utilizar en tonos claros para una fiesta de día, con el cabello suelto y accesorios menos llamativos. 
  • Vestido de manga larga: los vestidos de manga larga son idóneos para fiestas de cócteles o para asistir a un bautizo. Estos suelen presentar elementos decorativos en el tejido y se usan en colores neutros para mayor acople en el día. 
  • Vestido ceñido y escotado: si quieres asistir a una fiesta nocturna y ser el centro de la atención debes comprarte un vestido ajustado. Además, si tiene un escote pronunciado en el área de los hombros podría dar un toque de sensualidad y elegancia. Procura que sea elaborado en telas elásticas para que puedas usarlo durante cualquier etapa del embarazo. 
  • Vestido sencillo y holgado: son un poco más casuales, se usan con zapatos de tacón bajo o botines. Tienden a ser muy holgados y proporcionan comodidad a las futuras madres. Se pueden acompañar con una pequeña bolsa de mano. 
  • Vestido de encaje: los hay en manga larga, manga corta, con cuello, sin cuello y en muchos otros modelos. Por lo general, realzan la figura y se vuelven los indicados para una noche de encuentro con amigos en un hermoso restaurante. 
  • Vestido suelto de mangas acampanadas: este suele ser muy frecuente por embarazadas jóvenes que quieren asistir a un evento formal o semi formal. Es común que incluyan detalles de trenzados en el área de la espalda y se acompañan de accesorios llamativos. 
  • Vestido kimono clásico: estas prendas deben ser utilizadas con mucha precaución, pues tienden a ser confeccionadas con textiles un poco exigentes; por ende, el peinado el maquillaje y los accesorios son la clave. Se usan para ocasiones como la celebración posterior a una boda, por ejemplo. 
  • Vestidos largos y elegantes: son los vestidos más formales, utilizados en las ceremonias de bodas, bautizos, primera comunión, aniversarios, etcétera. Estos se hallan en diferentes cortes, sin embargo, para las embarazadas se recomienda que vayan ajustados en el área del busto y ligeramente holgados del tronco hacia abajo, con un escote en la parte de los hombros. Se acompañan de un collar sencillo pero llamativo y un peinado que vaya orientado hacia atrás. 
  • Vestidos camiseros: los vestidos camiseros son mucho más casuales e ideales para ir a una fiesta tranquila con tus amigas en una tarde de verano, o hasta para celebrar el baby shower de tu bebé.